Menú

Sindrome de fricción subacromial

¿Que es el Síndrome de Fricción o Rozamiento Subacromial?

La porción más superior del manguito de rotador, constituída por el Tendón del Supraespinoso, discurre por debajo del techo óseo del hombro llamado Acromion. En algunos casos, el espacio subacromial, espacio entre el techo y la cabeza humeral, puede estar disminuido. El manguito de rotadores y la bursa subacromial pueden ser “pellizcados” por el techo cuando el brazo se eleva hacia delante o se separa del cuerpo. Al realizar dichos gestos en forma repetitiva, los tendones y la bursa pueden inflamarse y ser causa de dolor, situación conocida como “síndrome de fricción subacromial”.

¿Cuál es el tratamiento inicial del síndrome subacromial?

Con el diagnóstico de un leve síndrome de fricción subacromial o leve tendinitis del manguito de rotadores, un tratamiento basado en el reposo, medicación anti-inflamatoria por vía oral, asociado a una terapia rehabilitadora específica permiten habitualmente aliviar los síntomas, restableciendo así el tono y trofismo muscular. Aquellas actividades que provocaban el dolor serán restablecidas una vez que el dolor hubiese desaparecido. En algunas ocasiones, las infiltraciones con un anestésico local asociado a un corticoide de depósito en la bursa subacromial (por encima del manguito de rotadores) nos ayuda a disminuir el edema y el proceso inflamatorio. La aplicación de hielo local por tres a cuatro veces al día por 15 minutos puede ser muy eficaz.

¿Cuál es la segunda línea en el tratamiento ante la persistencia de los síntomas?

Si existe una forma particular de acromion o presenta un osteofito o pico de loro que sea la causa de fricción subacromial, puede que sea necesario un tratamiento artroscópico con la finalidad de otorgar más espacio a los tendones comprimidos. Este procedimiento en general se realiza con un solo día de internación, con una morbilidad o daño mínimo. Con frecuencia, este tratamiento resuelve el problema de fricción y previene la progresión de la lesión en el manguito de rotadores. Tras el procedimiento quirúrgico, el paciente utiliza un inmovilizador llamado cabestrillo o sling con la finalidad de dar bienestar por alrededor de 7-10 días. Comenzará con ejercicios pendulares desde el 1º día postoperatorio para continuar con sesiones de rehabilitación hasta conseguir la movilidad completa del hombro intervenido por al menos 6 semanas.Patología de la Rodilla.