Menú

Patología del Atleta

Choque Fémoro-acetabular

A medida que se han ido desarrollando las pruebas de imagen y la artroscopia, el conocimiento de la patología especifica de la cadera ha evolucionado. En este sentido, la configuración espacial de las superficies articulares y su relación en posiciones extremas (por ejemplo un saltador de obstáculos hace una hiperflexión y rotación interna de una cadera, mientras la otra se extiende y rota a externo) puede crear puntos de máxima presión y por tanto de desgaste precoz.

Se llama choque o pinzamiento fémoro-acetabular (PFA) a esta situación. El labrum es la estructura elástica y que recubre el borde de la superficie acetabular y es el principal afectado en situaciones de PFA. La rotura del labrum acetabular es una entidad cada vez más diagnosticada cuanto más se conoce su causa.

La radiografía convencional, la tomografía computarizada (TAC) y la resonancia magnética (RM) son pruebas de imagen que ayudan en la comprensión de la enfermedad.

La artroscopia es una técnica tanto diagnóstica como terapéutica.  Sus posibilidades aumentan con el desarrollo de instrumental específico. Es posible tratar el labrum, la superficie cartilaginosa y el hueso, además de revisar, suturar y liberar si es preciso tendones como el psoas, el glúteo, el redondo  o la cintilla ilotibial.

Al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, los tiempos de recuperación son más cortos que con la cirugía abierta.

Pubalgia, Tendinitis de los Aductores o de los Abductores

Son patolgias extraarticulares, es decir, suceden fuera de la articulación coxo-femoral. La pubalgia u osteopatia de la sínfisis del pubis se presenta como un dolor inguinal que muchas veces se irradia por la cara interna de los muslos o incluso hacia la musculatura abdominal. Se trata de una inflamación crónica en los tendones aductores en la sínfisis del pubis (la articulación de ambos huesos del pubis). El diagnostico es mayoritariamente clínico aunque nos apoyemos en pruebas de imagen para confirmarlo.

Y el tratamiento eminentemente  es conservador (modificación de habitos de vida, fisioterapia, etc.) aunque en casos extremos y refractarios es necesario acudir a la sala de operaciones.

Sindrome del piramidal o piriforme

Se llama así al dolor en cara posterior de la cadera que irradia de forma muy parecida a una ciática (de ahí el nombre pseuodciatica) y es causado por un atrapamiento del nervio ciático a su paso a través de los rotadores cortos de la cadera, y se ve en ciclistas y corredores de fondo.

El tratamiento en la mayoría de los casos es conservador con fisioterapia y modificación de posibles gestos causantes de la irritación del piramidal. Puede ser necesario a veces una infiltración guiada por ecografia o incluso su liberación por vía artroscopica.